Radiofrecuencia Ultrasónica

El DermaMax RF aplica energía de radiofrecuencia y energía de ultrasonido simultáneamente a fin de aumentar las propiedades térmicas de cada una de estas técnicas, levantando y reafirmando la piel del rostro y el cuello en minutos, y logrando un rejuvenecimiento más profundo y duradero.Las ondas de radiofrecuencia son utilizadas para producir un calentamiento focalizado del tejido conjuntivo, lo que desencadena repuestas en el organismo tales como revitalización de la membrana celular, aumento de la circulación local, reafirmación de la dermis y la epidermis, drenaje de los fluidos y toxinas retenidas, regeneración de los tejidos y estimulación de los fibroblastos para un aumento considerable en la producción de colágeno y elastina. A su vez, el uso de ondas de sonido acústicas de ultrasonido entre 1 y 3MHz produce 3 millones de vibraciones por segundo a fin de calentar la dermis de forma selectiva, aumentando el metabolismo de la piel y provocando una respuesta curativa que estimula la formación de nuevas fibras de colágeno que sustituyen a las envejecidas.A diferencia de otras técnicas de rejuvenecimiento, este calentamiento controlado generado a través la radiofrecuencia ultrasónica permite tratar las diferentes capas de la piel sin dañar la epidermis ni los tejidos circundantes, suavizando las arrugas, restaurando visiblemente su tono y elasticidad, y eliminando años de su textura y apariencia de forma cien por ciento segura.

 

 

Exclusiva tecnología RegenX

Esta técnica de remodelación dérmica se basa en el uso de una corriente pulsada monofásica de alto voltaje para tratar los factores intrínsecos responsables del envejecimiento estructural, tanto en la piel como en los músculos y los huesos faciales. Este tipo de estimulación eléctrica es la más estudiada y recomendada, y consiste en una corriente de picos gemelos de alto voltaje con pulsos de muy corta duración, que aplicados a la intensidad y frecuencia adecuadas, provocan respuestas biológicas positivas que retrasan efectivamente los signos del envejecimiento. El cuerpo tiene su propio sistema bioeléctrico el cual influye sobre la curación de heridas al atraer las células reparadoras que estimulan la regeneración de los tejidos. La corriente pulsada monofásica de alto voltaje del DermaMax RF imita estas corrientes naturales del cuerpo, activando de forma no invasiva sus mecanismos de reparación para un rejuvenecimiento de adentro hacia fuera. La tecnología RegenX ofrece un tratamiento anti-edad completo al ofrecer múltiples beneficios: estimula los fibroblastos para la creación de nuevo colágeno, reafirmando y levantando la piel, y repara y renueva las fibras musculares para tonificar el contorno del rostro. Adicionalmente, uno de los factores que hacen de RegenX una tecnología única de remodelación dérmica, es que revierte la pérdida de hueso producida por el envejecimiento, aumentando el metabolismo óseo y promoviendo la regeneración y mineralización del hueso para mejorar y rejuvenecer la estructura facial. La corriente eléctrica adicionalmente aumenta las funciones celulares, acelera la curación de heridas y incrementa el flujo sanguíneo y linfático para una piel sana por mucho más tiempo.

 

 

Tecnología de microcorrientes pulsadas

Las microcorrientes pulsadas son impulsos eléctricos, similares a las corrientes bioeléctricas naturales del cuerpo, las cuales se aplican a la piel con el fin de tonificar los músculos flácidos. Al penetrar profundamente de forma no invasiva, esta combinación única de dos corrientes permite reeducar los grupos musculares estimulando sus neuro-recepetores y regenerando los tejidos para un efecto de lifting instantáneo.

Las microcorrientes pulsadas, del DermaMax RF, ayudan a abrir la ruta iónica de la membrana celular y mejoran la comunicación entre el núcleo de la célula y la energía intracelular. Esto promueve la regeneración y la reparación del ADN, necesaria para el proceso de rejuvenecimiento. Esta tecnología de punta es completamente segura y en pocas sesiones levanta y reafirma el contorno facial, el contorno de los ojos, los pliegues nasolabiales y el escote.

 

 

Exclusiva combinación de 3 tecnologías de penetración

El aplicador especializado del DermaMax RF entrega una combinación única de sonoforesis, iontoforesis y electroporación, tres tecnologías para la infusión de productos tópicos cuyos nutrientes esenciales combaten eficazmente las señales del envejecimiento y el daño solar. El uso simultáneo de estas técnicas permite aprovechar las propiedades de cada una y maximizar sus fortalezas para aumentar de forma considerable la penetración de sustancias ricas en vitaminas y antioxidantes. La sonoforesis, iontoforesis y electroporación actúan en sinergia para traspasar de forma no invasiva la barrera del estrato corneo, transportando los activos puros a las capas más profundas de la piel para combatir el envejecimiento cutáneo desde adentro. Numerosos estudios científicos han comprobado que la combinación de estas tecnologías permite lograr resultados imposibles de obtener cuando éstas se utilizan de manera individual o consecutiva. En este sentido, el DermaMax RF ha hecho posible, por primera vez, alcanzar una profundidad sin precedentes de 10mm, obteniendo una penetración del 99% de activos puros para un rejuvenecimiento absoluto. La aplicación de estas diferentes formas de energía- corrientes eléctricas, galvánicas y ondas de ultrasonido- maximiza los beneficios de los principios activos infundidos y aumenta sustancialmente la efectividad del tratamiento, promoviendo la síntesis de colágeno y elastina, aumentando la densidad dérmica, regenerando la matriz extra celular y combatiendo los radicales libres a través de sus propiedades antioxidantes.

 

 

Go to top